grand central sky

Postal del techo del vestíbulo principal de la Estación de Grand Central en Nueva York
postal del mural del techo grand central terminal nueva york

Salí del hotel por Lexington Ave y caminé unas pocas manzanas hasta Gran Central Terminal, siempre vigilada por la imponente silueta del Chrysler Building. En el umbral, una multitud de personas se cruzaba en todas direcciones como hormiguitas obreras camino del hormiguero.

Puerta de entrada a Grand Central Terminal en New York
entrada grand central

Al abrir la puerta, una bocanada de aire caliente tocó mi rostro e invadió mis pulmones en forma de ola de vida. Era agradable notar su calidez en contraste con el frío paralizante que reinaba en el exterior —solo Dios sabe qué temperatura bajo cero habría allí fuera, bueno, Dios y lo neoyorquinos, yo no entiendo los grados Fahrenheit que usan allí—. El sonido exterior, típico de la gran ciudad, compuesto de voces, motores, maquinaria, claxons y todo lo demás se convirtió de pronto en un eco sordo y lejano, dando paso a otro bien diferente y común a los lugares grandes y atestados. Cuando llegué al borde de la escalera principal, el enorme espacio central se abrió ante mí. 

Grand Central desde la escalera del vestíbulo principal, Nueva York
vestíbulo principal grand central terminal

Esperaba que la luz fluyera etérea, casi fantasmagórica desde los inmensos ventanales, como lo hacía en aquel póster de una antigua imagen en blanco y negro tan conocida pero, en su lugar, lo que llamaba poderosamente la atención, no era otra cosa que el magnífico techo abovedado que nos cubría —a mí y a los varios cientos de personas que había allí dentro—.

Imagen de luz en el vestíbulo principal de la Estación Central de Nueva York
imagen de póster blanco y negro

Estaba decorado con infinidad de puntos dorados, algunos luminosos, de diferentes tamaños... sobre un fondo azul verdoso o verde azulado —creo que nunca sabré muy bien la diferencia— destacaban lo que parecía ser una minuciosa reproducción de la Vía Láctea, además de otro puñado de constelacioneslas del zodíaco como Cáncer, Acuario, Aries, Tauro, Piscis o Géminis y las demás como Orión, Pegaso, Mosca o Triángulo—. Era realmente impresionante y muchos de los presentes se entretenían, como yo, en admirar la belleza de la bóveda e incluso alguno, en recitar fragmentos bíblicos. No era para menos.

Cielo estrellado en el techo del vestíbulo principal de la Estación Central de Nueva York
mural de la bóveda

Porque, aunque fuera la primera vez que mis pies pisaran aquel suelo, en mi interior existía la sensación de haberlo hecho en una infinidad de ocasiones. Siempre que una cámara de cine me había llevado hasta allí, escapando con la muerte en los talones, encontrando el amor, a una comunidad de alienígenas o incluso la muerte... e imagino que a los demás les ocurría algo parecido. O quizá solo fuera parte de la admiración por un cielo estrellado, algo que siempre hipnotiza, aunque éste sea artificial.

Escena de la película Con la muerte en los talones de Hitchcock en el interior de Grand Central Terminal en Nueva York
fotograma con la muerte en los talones

Cuando Cornelius Vanderbilt decidió construir el edificio —en sustitución de otro más antiguo, el Grand Central Depot—, quiso darle toda la modernidad posible del momento, sin olvidarse de dotarlo de la grandiosidad que una obra del tamaño y características de aquella, debía merecer. Para ello, sus arquitectos —Reed & Stem y Warren & Wetmore— echaron la vista hacia el viejo continente y se inspiraron en un edificio europeo monumental —nada menos que la magnífica Ópera Garnier de París, más información aquí—, en estilo Beaux Arts. Se miraron en él como en un espejo, ideando un lugar muy parecido para ver y ser visto. Un lugar que tantas alegrías daría a tantos cineastas a lo largo de sus más de cien años cumplidos. Un lugar de aspecto palaciego lleno de símbolos de la familia Vanderbilt, como las hojas de roble y bellotas que lo ornamentan sin pudor. Dicen que la familia las escogió como emblema principal de su escudo heráldico, partiendo del dicho popular: “De una bellota un poderoso roble crecerá” —del original inglés “From an acorn a mighty oak shall grow”— en referencia a su pasado humilde.

Hojas de roble y bellotas representativas del apellido Vanderbilt en un tímpano de Grand Central Terminal
hojas de roble bellotas

Emplearon los mejores materiales —carísima piedra caliza de Indiana para la fachada y mármol de Tennessee para el gran vestíbulo— y utilizaron una resistente y moderna estructura metálica como esqueleto, de la que pendía otra secundaria que sostenía la gran bóveda de yeso. Nada hace sospechar algo semejante, si nadie nos lo dice —o si no vemos las fotografías de su construcción— pues los sólidos muros aparentan ser el sostén del formidable techo de este gigantesco vestíbulo de 84 metros de largo por 37 de ancho y 38 de altomás de 1.100 m²—, repleto de luces que simulan el brillo del cielo estrellado, formadas en origen por bombillas incandescentes de 40 w y hoy, tras un par de restauraciones —en 1945 y 1998—, alimentadas por fibra óptica, formando una bella imagen no carente de polémica desde su ejecución.

Estructura metálica de Grand Central Terminal en Nueva York
construcción grand central terminal

Llegados a este punto, os preguntaréis el por qué de esta extraña e inusual representación de los cielos en un edificio como este. Pretendía ser la viva imagen de la bóveda celeste con 2.500 estrellasadornada con un zodiaco de Octubre a Marzo— y digo pretendía, porque ni de lejos lo consiguió. Habían pasado menos de dos meses cuando un avispado viajero se dio cuenta del terrible error: las estrellas estaban colocadas al revés... el oeste era el este y el este el oeste. Esto fue un poco embarazoso para el Ferrocarril Central de Nueva York que, cuando se abrió la Terminal, había publicado un folleto sobre el techo escribiendo:

Podemos asegurar que muchos niños irán a la Terminal Grand Central para estudiar esta representación de los cielos.

¿Cómo iban a servir estas estrellas de ejemplo para nadie y menos, de guía del viaje —aunque solo fuera simbólico—, situadas de esa manera errónea? Una paradoja tan grande como la de orientarse de esta forma primitiva, en un lugar tan moderno que era capaz de usar electricidad como único abastecimiento y, para ello, se servía de su propia central eléctrica.

Un gran equipo de profesionales estuvo implicado en el desarrollo del proyecto. Un famoso artista francés —Paul César Helleu—, un muralista —J. Monroe Hewlett—, un pintor —Charles Basing— y un reputado astrónomo —Dr. Harold Jacoby de la Universidad de Columbia—. Parece imposible que habiendo tantos y competentes colaboradores se cometiera un error de esa envergadura. Según Jacoby el diagrama que entregó para la elaboración del mural estaba correcto —basado en la "Uranometría" de Johann Bayer, impresa en 1603, bien conocida por todos los astrónomos— y descargó la culpa en el pintor, quien probablemente habría invertido la colocación del diagrama a la hora de proyectarlo en el techo.

Por su parte, Basing trató de escurrir el bulto omitiendo los defectos técnicos y declarando que el trabajo se había hecho muy bien. Muy bien sí, pero al revés, algo que el mismo Señor Vanderbilt justificó diciendo que era el punto de vista de Dios. Pero había otro detalle que aún enrarecía más lo ocurrido y es que la constelación de Orión sí estaba al derecho ¿otro error o era intencionado?

Orión en la Uranometría y en el mural de Grand Central fotografiado por Daniel Thurber
orión según bayer orión en la bóveda © daniel thurber

Incluso existe una postal del mural —probablemente basada en el diagrama original de Jacoby, arriba, en la foto de portada—, que muestra el diseño tal como debía ser, con Cáncer en el este y Acuario en el oeste pero, en ella, es Orión la que queda invertida. Un misterio que probablemente nunca resolveremos...

Los avatares de esta obra no pararon ahí. Cuando la humedad y las goteras hicieron estragos en la bóveda, allá por los años treinta, estropeando el celeste mural, la forma de abordarlo no se limitó a la simple restauración de las superficies y las pinturas afectadas, como cabría esperar. No. Recubrieron por completo la bóveda con un nuevo material cementoso —hoy denostado por su alto contenido de amianto— y ejecutaron una nueva pintura partiendo de cero. El resultado fue la simplificación de los dibujos originales y alguna que otra aportación en forma de constelación añadida —el Triángulo Menor, una constelación obsoleta del Atlas de Cutler de 1728—. No se aprovechó para recolocar las estrellas en su verdadero lugar y, probablemente, ya nunca se haga...

Triángulo Mayor y Triángulo Menor de la bóveda de la Estación Central de Nueva York
los dos triángulos techo de la estación grand central

Son algunas las heridas de guerra, que tras un siglo de vida han dejado huella en la bóveda, como lo hizo el misil Redstone que se exhibió allí en 1957 y que dejó un agujero junto a Piscis, el humo de tabaco que ensució el mural, los "errores" de ejecución que le dieron la vuelta a la vista del cielo, el amianto contenido en las nuevas placas de cemento...

Suciedad por humo de tabaco en el techo de la Estación Central de Nueva York
mancha de tabaco grand central terminal

Incluso el inmueble sobrevivió a dos intentos de demolición aduciendo su escasa rentabilidaden los 50 y en los 70, contra este último batalló la mismísima Jackie Kennedy—. Finalmente, pasó a formar parte del Registro Nacional de Lugares Históricos (NRHP) y se convirtió en un edificio que merece ser preservado por su valores históricos. Aunque ésta sea una lista de carácter simbólico —ya que no garantiza ninguna protección de la propiedad—, permite que los propietarios puedan acceder a subvenciones federales y también que, a menudo, les sean de aplicación ciertas leyes municipales favorables que dependen de tal estatus.

Pop Chart Lab representó  el vestíbulo principal de la Estación Central de Nueva York y las historias vitales que se producen allí en su obra Constellations
constellations pop chart lab 2013 centenario

Cuando estuve allí, no tenía ni idea de todo esto. Solo me limité a disfrutar la belleza de aquel techo tan poco común y de la estancia a la que pertenecía, como seguro que harán la mayoría de viajeros, turistas o neoyorquinos que se acercan a cualquiera de las tiendas, restaurantes o a coger el tren o el metro. Porque el arte está para gozarlo sobre todas las demás cosas, porque a pesar del cúmulo de "errores" que ha tenido que soportar este mural... aún así, todo el que pasa por este hall inmenso, no puede hacer otra cosa que levantar el rostro y admirar esta artificial y preciosa bóveda celestial.



PE: Sé por propia experiencia que cada vez que se aborda la construcción de un proyecto, son muchas las contingencias a las que hay que hacer frente cada día. Son muchos los trabajadores implicados. Y son algunos los objetivos que habrá que variar durante su ejecución, debido a errores de proyecto, a condiciones imprevistas en el lugar de construcción o a problemas presupuestarios. La mayoría de las veces hay que hacer malabares para llevar las cosas a un feliz término.

Cuando pintaron el mural de Grand Central, es posible que una o varias de estas circunstancias se dieran allí. Es posible que al equipo le costara decidir la orientación de las estrellas —¿vistas desde la tierra o vistas desde el espacio?—. Es posible que la representación de Johann Bayer, con Tauro y Orión mirando hacia el mismo punto, no les gustara del todo.

Johann Bayer representó así a Tauro y a Orión en su Uranometría de 1603
tauro y orión uranometría bayer 1603

Es posible que una posterior representación de Johannes Heveliusel Hevelius Firmamentum de 1690—, con ambas figuras enfrentadas vistas desde el espacio, gustase más. Una versión corregida y actualizada del firmamento captada con los instrumentos existentes en esa época.

Representación de Johannes Havelius de las constelaciones de Tauro y Orión en el Havelius Firmamentum de 1690
tauro y orión hevelius firmamentum 1690

Es posible que los responsables artísticos decidieran hacer una extraña fusión entre ambas, dando la vuelta a todos los elementos de Bayer excepto a Orión —para dejarlo enfrentado a Tauro—. A causa de ello, esta constelación —Orión— tiene sus estrellas vistas desde la tierra como en el original de Bayerpero Tauro y las demás figuras están colocadas al estilo de Hevelius —vistas desde el espacio—, cuando todas las constelaciones deberían aparecer —si escogemos las vistas desde la tierra— como lo hacen en las cartas de Urania's Mirror de 1824copiadas de la obra "A Celestial Atlas" (Un Atlas Celestial) de Alexander Jamieson—.

Cartas de Orión y Tauro de Urania's Mirror, 1824
orión y tauro urania's mirror 1824

La cuestión es que en la bóveda de Grand Central, se pintaron las figuras de Bayer reinterpretando el punto de vista pero manteniendo la figura de Orión, por error o intencionadamente. El resultado es raro. Quizá esa fuera la intención: hacer la particular carta celestial de Grand Central, una pieza única. O quizá haya sido fruto de una discusión entre los participantes en el juego, con un resultado dudoso.

Nunca llegaremos a saber si fue un error. Si así fuera, quizá lo más natural hubiera sido corregirlo pero ¿y si la pérdida económica era inasumible? Tal vez cualquiera de nosotros, en ese supuesto, decidiera salvar la situación de la forma menos gravosa y dejarlo correr...

Contadme: en un caso así ¿haríais algo parecido? 

o por el contrario ¿lo corregiríais?

¿Cuál es vuestra teoría? 

¿Me la contáis?


Comentarios

  1. Super interesante compañera de teclas, muy muy curioso :) Me hace gracia imaginar las caras de los allí presentes ante tan monumental pifia/desatino/desacierto/error/X . No me atrevo mucho a lanzar una teoría... por un lado:
    Mi mente científica, piensa en la navaja de Oakland; aquello de que la explicación más sencilla es probablemente la correcta. Y apostaría por el error como hipótesis inicial, y luego necesitaría más info para poder hacer un análisis :) ... los científicos solemos ser muy cautos ;)
    Por otro lado:
    Mi mente artística, me recuerda que cuando me fui a estudiar fuera, no tenía mesa/escritorio en el piso de alquiler, y me hice con la típica tabla de aglomerado y un par de caballetes. Le dibujé una rosa de los vientos. Y queriendo intercambié el Este y el Oeste, ¿por qué lo hice? pues fue para hacerla aún más mía, personal, y para ver quien era observador/a y al verla se daba cuenta y quien no :)
    Al ver la bóveda,mi mente científica hubiera chirriado y enloquecido :D y lo corregiría... aunque el dineral fuera curioso. Mi mente artística lo dejaría tal cual :) a ver cuantos pasajeros se daban cuenta :)
    No tengo ni idea de que pasaría en la bóveda de esta monumental y peliculera estación, pero si sé que el post me ha encantado :)
    Un abrazo constelar amiga y de nuevo Felicidades al cuadrado ;) Mis mejores deseos para HOY y para el nuevo año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, compañera, parece que el error es la posibilidad más acertada para encontrar una explicación pero ¿qué clase de error pudo haber sucedido allí? No estoy muy versada en el modo de ejecución de un mural de esas dimensiones pero parece ser que proyectaron el dibujo sobre el techo desde abajo, imagino que a modo de planetario. Para equivocarse lo único que pudieron hacer es poner el diagrama al derecho o al revés pero todo él. Aquí todo está al revés excepto Orión. Para equivocarse habría que haberlo hecho en el diagrama que, por otra parte, el astrónomo entregó correctamente. A no ser que fueran proyectando por separado cada una de las constelaciones... pudiera ser.

      Me gusta más que la pifia fuera intencionada. Al pedirle explicaciones al pintor Charles Basing, contestó muy ladinamente "El trabajo se ha hecho muy bien". Me lo imagino hasta guiñando un ojo a su interlocutor. Y una tarea como la ejecución de un enorme mural sobre una bóveda ha de llevar un mínimo de planificación... no van a ir dibujando a sentimiento lo que se le vaya pasando por la cabeza. Las figuras de las constelaciones son clavadas, una calcomonía de las cartas de Johann Bayer.

      Quizá quisieran representar irónicamente que aquel mapa estelar no valía como orientación en un mundo electrificado. Para ello, dejaron Orión tal cual la había representado Bayer, más que nada porque es una de las constelaciones más reconocidas, sino la más, por la inmensa mayoría de la gente. Al resto le dieron la vuelta para enloquecer a la peña y ponerla a dar vueltas en un callejón sin salida...

      Ahí lo dejo, te doy mis Gracias al cuadrado, aunque haya tardado una pequeña eternidad... y yo también te deseo lo mejor para el año que entra.

      Eliminar
  2. No tenía ni idea de todo lo que has contado en el post y eso que he tenido la inmensa oportunidad y suerte de poder visitar este estupendo edificio.
    No sabía que el cielo estuviera piontado al revés, es algo cómico si lo piensas, que con tanta gente vigilando no se dieran cuenta de que no era una interpretación correcta. Yo creo que habría puesto el cielo correcto cuando lo cubrieron de cemento aquella vez, aunque entonces pierde la gracia.

    Gracias por un post tan interesante.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Hubiese perdido la gracia... y, por eso, lo que hicieron fue repetir exactamente lo que había y añadirle un triángulo más. Es como si hubieran ido recopilando datos de diversas cartas más o menos obsoletas, creadas a lo largo de la historia de la astronomía.

      Enhorabuena por haberlo visitado. Es un viaje, el de Nueva York, que todo el mundo debería hacer al menos una vez en la vida. Tal y como si fuera una especie de peregrinaje. Un placer mostrar estas cosas. Gracias a ti por venir y contarme tus impresiones.

      Eliminar
  3. Qué pasada de entrada. Me ha encantado, qué trabajada, documentada, qué currazo. Qué maravilla todas esas ilustraciones antiguas de las cartas celestiales.
    Desde luego es una estación conocidísima. Debo decir que me ha enamorado esa foto en blanco y negro con la luz entrando a raudales por los ventanales. Maravillosa. Y muy buena la fotocomposición con Con la muerte en los talones.
    Ya me ha empezado a entrar la risa con los errores al pintar las constelaciones, y me he desternillado con la cita de la estación de que todos los niños acudirán a aprender cómo están dispuestas las estrellas. Un reputado astrónomo... otro apunte que me ha hecho reír mucho. Claro que personalmente me creo la explicación de Jacoby, él entregó bien el diagrama y fue el pintor y su equipo el que debió invertir la imagen. Muy curioso todo el asunto, sobre todo cuando cuentas que Orión sí está del derecho, y las posibles teorías para ello: probablemente sí, decidieron dejarla así porque quedaba enfrentada a Tauro. Es un poco lío todo el asunto relacionado con Orión, ya que expones varias teorías que podrían explicar su posición invertida...
    Ahora bien, conociéndome, con lo pijotero y detallista que soy, hubiera optado por corregir el error y reflejar los cielos correctamente, desde el punto de vista terrestre. Lo que no se entiende es que cuando repintaron por completo, encima de ese material cementoso, no aprovecharan para reflejar correctamente las constelaciones.
    De todo lo que explicas deduzco que...
    La primera imagen de tu post ya no existe. Es la pintura original o primera versión del techo, pero lo que se nos está mostrando en verdad es una postal. Ese techo dejó de existir al repintar encima.
    Entiendo, como dices, que en esa representación correcta de la postal, siguiendo los dictados de Jacoby, el misterio es que es Orión la que aparece invertida. Pues sí, misterio de los gordos. Vaya lío, y me da por pensar que estos estadounidenses no se enteraban demasiado, o que había allí alguien muy travieso, jugando con estos elementos.
    Tengo otra pregunta, que me parece que no aclaras... vale, se repinta y se incluyen por ejemplo esos triángulos y nuevas aportaciones, pero... ¿en la representación final, o sea, la actual, aparece Orión? Y en ese caso... ¿cómo, bien, mal?
    Porque vamos a ver, he repasado el post entero... en la quinta imagen de la entrada, se ve a Tauro y Orión enfrentados, pero colocados exactamente al revés de la primera imagen (la postal). Pero esta quinta imagen entiendo que es del techo original, no del actual. ¿Me equivoco o me estoy liando?
    Muy gracioso Vanderbilt, salió muy bien del atolladero con lo de "el punto de vista de Dios". Qué bueno.
    En definitiva el arte está para gozarlo, efectivamente, aunque esta majestuosa pintura haya arrastrado muchos errores y vicisitudes, aunque haya gazapos desde el punto de vista astronómico. Es una hermosa obra de arte.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿No conocías esa imagen en blanco y negro con los haces de luz entrando como láseres por las ventanas? Yo la idolatraba en mi época de estudiante. Quería colgarla algún día de la pared de mi casa... pero nunca llegué a hacerlo... hasta ahora en esta casa virtual. Quizá era una especie de anhelo de estudiante de arquitectura, pero pensaba que todo el mundo era conocedor de ella, mira tú qué tontería. Lo cierto es que he conseguido muy buenas fotos. Buscando se acaba por encontrar y es parte del trabajo de este blog. Ya me gustaría poder colgar fotos propias... aunque seguramente serían mil veces peores. Mejor usar el trabajo de buenos fotógrafos. En realidad tengo una, la de las termas salutíferas que tengo aquí al lado.

      Sí que es cierto que tiene mucho de humor negro, de coña al estilo inglés, pero fíjate que me he leído un post del New York Times escrito por una tal Susan Jacoby que contaba cómo su padre siempre que iba a Nueva York se acercaba a Grand Central a contemplar su cielo estrellado y se emocionaba al verlo sin saber que el astrónomo que había participado en su ejecución era su tío, uno que había roto relaciones con su padre hacía años. La tal Susan, sobrino-nieta del astrónomo, estaba bastante compungida por pensar que su tío-abuelo, ya enterrado, pudiera haber visto mancillada su reputación por la pifia del mural sin haber tenido la culpa de ello.

      Bueno, más bien creo haber hecho de abogado del diablo o expuesto las posibilidades, lo que pudieron pensar a la vista de las distintas cartas de la historia, en las que fueron dando la vuelta al punto de vista alternativamente, derecho-revés-derecho, pero mientras la figura de Orión se giraba en las dos últimas no lo hacía en la primera, la que tomaron para hacer el mural. Ésta estaba errónea de partida. La estrella Rigel, inferior derecha, cuyo nombre significa "Pie izquierdo", en la carta de Bayer está colocada en la pierna derecha. Y eso ya no hay forma de arreglarlo si pretendemos ceñirnos a la representación original de la Uranometría de Bayer.

      Al repintarlo todo, como seguramente se enfocaría desde el punto de vista de la restauración, harían eso mismo, ceñirse a lo que ya había allí. Lo inexplicable es que añadieran un triángulo que no estaba en el original. De locos...

      La primera foto es el negativo de la pintura del techo. A saber si fue otra equivocación o está hecho a conciencia... en este punto la cosa ya es sobrenatural. Tanto la pintura antigua como la nueva estaban orientadas igual, al revés o vistas desde el cielo, excepto Orión. Ya me da vueltas la cabeza de tanto voltear el dibujo... ja ja ja. Eso es ese espíritu travieso que tú dices.

      La foto 5 es la del techo actual, restaurado en el año 1998. Y Orión está donde siempre y situada vista desde la Tierra pero con la versión de Bayer, con Rigel en la pierna derecha.

      No sé si te lo he aclarado o liado aún más. Llegado a este punto, ya no sé ni si mi cabeza es mía, de Jacoby, de Bayer o de Hevelius... XD Lo mejor es dedicarse a admirar la obra de arte y pasar de todo lo demás.

      Eliminar
  4. He vuelto a mirar... comparando primera y quinta imágenes de la entrada. La quinta es la imagen real de toda la bóveda. Orión y Tauro aparecen enfrentados. La primera es solo una postal. Siguen apareciendo enfrentados, y Orión está invertido. Pero es que no solo Orión, sino todas las constelaciones con respecto a la quinta imagen. Giraron la imagen y las izquierdas se convierten en las derechas, y viceversa. Con lo cual se deduce que fue una metedura de pata por parte de los que confeccionaron la postal, la imprenta en cuestión... digo yo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. O metieron la pata o quisieron dar la visión correcta que jamás se hizo. Aunque ésa en realidad no existe porque siempre habrá al menos una constelación invertida. Además de todo ello, Pegaso está desplazado respecto a su localización verdadera y la cintura de Orión debería estar atravesada por el ecuador pero éste le pasa por las rodillas... la fidelidad adquiere un nuevo significado en este trabajo.

      Eliminar
    2. Ay, Dios mío, de verdad que eres la caña. Primero porque explicas que te has leído ese artículo de Susan Jacoby sobre su tío abuelo el astrónomo. Lo cual viene a demostrar lo mucho que te documentas, que te informas y que te curras los temas sobre los que escribes. Profundizas mucho más de lo que trasluces aquí. O sea, estoy flipando. Lo mismo que con los tours in situ por esas dos casas noruegas. Y después porque ya entras al detalle con el tema de las estrellas, hablas de Rigel y Pegasus, etc. Hija mía, parece que te hayas empapado también las constelaciones y las cartas astrales, que te las sepas de pe a pa. Insisto, estoy flipando. Sí, vaya lío. Siempre habrá algo invertido y ya creo que todos vemos estrellas y nos da vueltas la cabeza. Así que la imagen 5 es el techo actual... Ah, sí que me sonaba la foto en blanco y negro, no era la primera vez que la veía, para nada. Pero hace años. Es impresionante. Oye, y feliz cumpleaños con retraso, por lo que vi.
      Namastebeso (namás).

      Eliminar
    3. Se agradecen las felicitaciones ; ) Recojo tu namastebeso.
      Todo esto es que cuando me interesa un tema, no sé parar... soy un poco obsesiva y la red es nefasta para esto. Hay demasiada información...
      ¡Feliz año!
      Namaste

      Eliminar
  5. Holaaa
    Que maravilla de post, que interesante y completo
    Gracias por compartirlo
    un besazo ♡

    ResponderEliminar
  6. Como me gusta este post, la verdad es que he estado dos veces en NY y me estoy planteando volver este año en Semana Santa o en verano, pero la estación Central me encantó con todos sus detalles y su encanto, un lugar donde perderse y que te parece conocer gracias a las películas, creo que volveré

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además es lugar de paso casi obligado si usas el metro... Es lo que hoy llamamos una estación intermodal, con trenes y metro interrelacionados. Y hoy ya casi o sin casi, un centro comercial y de ocio importante. Y un lugar para observar la vida neoyorquina. Te animo a que vuelvas a pasearte por ella.
      Gracias por venir y contármelo. Un beso.

      Eliminar
  7. Wooww!!! Siempre que me paso por aquí... la verdad es que alucino en colores jejeje el Mural de grand central me dejo alucinada!!! No puedo morir sin antes ir a NY jejeje la verdad es que de momento no me lo puedo permitir pero no lo descarto para un futuro, me encanto tu post con todos los detalles, la verdad es que quede anonadada con las fotografías!!!! Quiero irrrr jijijijiji Gracias por compartir tu experiencia!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar para verlo desde luego. Y NY ya ni te cuento. Si me lo permitiera la economía, iría a menudo una y otra vez. Y, como decía, cuando te ves allí da la sensación de que no es la primera vez... será por las pelis o porque los americanos nos muestran todas sus cosas tal cual... el caso es que da la sensación de que estás como en casa. Si puedes no te pierdas un viaje como ese.
      Me alegro de que te hayan gustado mis elucubraciones y gracias a ti por pasarte. Un beso.

      Eliminar
  8. Bueno como siempre, me dejas totalmente impresionada. Alucino con que hayan cometido un error de ese calibre. Tiene pinta de que sí fue un fallo no? pero corregir algo así debe ser tal suma de dinero que mejor dejar la incógnita. Con fallo o sin el la verdad es que debe impresionar verlo con tus propios ojos. Y mejor si lo visitas sabiendo la historia para poder fijarte aún más en todos los detalles. Yo creo que me podría pasar un buen rato tranquilamente observando cada detalle ;).
    Mil gracias por tu reseña.
    Besazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más de un rato, seguro. Y con la cantidad de cosas y gente que hay allí dentro, te puedes pasar el día entero o varios días. Pues sabes que te digo, que yo ahora ya no estoy tan segura de haya sido una desafortunada pifia. Después de darle tantas vueltas, estoy por ver que ha sido a propósito. De que el bueno del pintor lo hizo a conciencia... una manera un poco heavy de dejar su sello o simplemente una forma de jugar con el observador y de hacer patente que allí no se guían por las estrellas... puede haber interpretaciones para todos los gustos. Lo cierto es que es precioso y espectacular, dado el gran tamaño del vestíbulo y, por consiguiente, del techo.
      Me alegro de que te haya molado. Besotes.

      Eliminar
  9. Hola guapa, pues hasta que no has empezado a comparar tus recuerdos cinefilos con la realidad no me he dado cuenta que tus "recuerdos" son mis recuerdos, vaya de las mismas pelis, que curioso me ha parecido! y que fuerte el tema de las estrellas, que verguenza debio darle a mucha gente el tema jajajaj espero algun dia poder ver in situ todos estos sitios de los que nos hablas, de momento este viaje no entra en mis planes, pero nunca se sabe en un futuro! besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola. Pues es un viaje, a la Gran Manzana, que te recomiendo muchísimo. Es una ciudad única y digna de ver. Yo iría a menudo si pudiera.

      Así que tenemos recuerdos cinéfilos parecidos... curioso.

      Fíjate que esta semana he visto una serie cuyos personajes entraban en Grand Central y hablaban, después de mirar al techo, de lo borrachos que estaban los que habían pintado el mural. Me ha hecho mucha gracia xD

      Me da en la nariz que esta equivocación no fue tal "casual" como pudiera parecer...

      Un besito ; )

      Eliminar
  10. Creo que tu forma tan particular de percibir el arte nos regala un post tan grandioso como este, creo que hay cientos y cientos de personas que visitan a diario el mural de grand central y muy pocos podràn percibir el arte en el cielo o no de la manera como tú lo has desarrollado, no sé si es una equivocación o no, o un desacuerdo entre artistas, pero la majestuosidad de esa pintura simplemente hay que disfrutarla tal como tú lo has hecho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, me sacas los colores. Creo que hay más gente de lo que parece sintiendo estas mismas cosas u otras muy parecidas... solo hay que dejarse llevar y sentir. Esa es mi idea con este proyecto: llevaros de la mano para poder ver lo que yo veo y, al parecer, creo que a ti sí te ha llegado. Espero que a much@s otr@s también. Un beso.

      Eliminar
  11. Hola! Oh Wow! Qué espectacular. Yo nunca he visitado Grand Central Station, pero definitivamente está en mi lista la próxima vez que vaya a Nueva York. Cuando veo el edificio en peliculas me quedo embobada. No puedo ni empezar a imaginarme lo que será verlo en vivo y directo. Gracias por compartir. Me encantó la manera en la que describes todo. Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te sentirás como una hormiguita, porque es gigantesca y alucinada con ese techo y pequeñita con toda esa gente en movimiento. Merece mucho la pena ver este edificio. Ya quedan pocos de estas características. La verdad es que Cornelius Vanderbilt no escatimó en grandilocuencia, quiso dejar huella. Gracias por venir y contarme tus impresiones. Un besito.

      Eliminar
  12. ¡Hola!
    La verdad es que no conocía el Mural de Grand Central. ¡Aquí, estoy aquí! ¡Llámenme cateta! Jajaja
    Bromas a parte, en serio, lo desconocía por completo, como tantas y tantas obras espectaculares que hay por el mundo.
    Sea pífia, fallo o como se quiera llamar o no, yo la verdad no lo hubiese corregido. Aunque, me da a mi que, y quizás sea una idea remota, de pifia tiene poco. Me explico. Existen obras de arte, como una de Manet, no recuerdo como se llama el cuadro, ambientado en un bar, que se supone que hay un fallo en el reflejo de una de las botellas, que muchos consideran que es como una "firma". Así que, quizás podría serlo también en esta ocasión ¿no?
    Sea como sea, la espectacularidad de la obra es alucinante.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Exacto! Y in situ aún más dada la enorme dimensión del recinto. Aquí la vemos en un encuadre de una foto pequeñita pero la realidad es inmensa.

      Creo que has dado en el clavo. Cuantas más vueltas le doy a los comentarios de unos y otros, al final todo me lleva a ese punto. A pensar que estaba todo atado y bien atado. ;) Chica, creo que tienes buen ojo. Un besito.

      Eliminar
  13. Holaaaaaaaaaaaa!
    Pues quiero ir a Nueva York cuando mi economia me lo permita y, cuando vaya, no voy a dejar pasar la oportunidad de ver el Grand central Station, ¡qué pasada de mural! Además, me gusta mucho el arte y creo que me quedaría embobada observándolo y disfrutando de él. Muchas gracias por la entrada.
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues anímate. Seguro que te encantan la ciudad, la estación y cualquier edificio, calle, plaza o parque por dónde pases. Nueva York no tiene desperdicio y sí mucho arte por donde quiera que vayas. Un beso y gracias por pasarte y contármelo.

      Eliminar
  14. Interesante lo que nos cuentas acerca del mural de las constelaciones, estando ya listo debe haber sido muy complicado corregirlo y como bien dices hubiera significado tener un nuevo presupuesto que quizás en ese momento no era factible sin embargo a pesar del error no deja de ser algo digno de admirar, si en fotos es imponente en vivo lo tiene que ser más, siempre aprendo algo nuevo cuando visito tu blog!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La verdad es que el lugar en el que está ubicado es impresionante por sí mismo. Y ahora que le han devuelto su primigenio esplendor ya ni te cuento. Así se queda todo el mundo. Embobado mirando al techo... pues fíjate que cuanto más lo pienso, más me convenzo de que el "error" fue intencionado. Creo que nunca se sabrá pero podemos divertirnos haciendo quinielas 😂😃

      Eliminar
  15. Hola!! Wow nunca estuve allí, pero me encantaría poder recorrer sus instalaciones y ver el arte que decora sus paredes. No conocía esto que nos cuentas, pero pienso que no habría sido fácil corregir el error, además puede que así tenga un toque que le sea propio, no? jajaja. Además ese mural es imponente y a mi ojo cualquier error pasó desapercibido jajajaj. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Cuanto más lo pienso, más me parece que se trata de algo así y el pintor lo hizo a conciencia un poco también para quedarse con la peña. Muy listo.
      Gracias por acercarte y comentar 😉

      Eliminar
  16. ¡Hola!
    La verdad que nunca he visitado esos lugares que nos has mostrado en tu entrada, pero conforme leía cada uno podía irme imaginando como seria conocer cada uno de esos lugares, muchos me han encantado como el de las constelaciones, se ve un lugar mágico.
    Saludos y gracias por mostrarnos esas maravillas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por venir. Me alegro de que te haya gustado el vestíbulo principal de Grand Central. Es un espacio único en un edificio único.

      Eliminar
  17. Sí que he reconocido la estación central de las películas, pero hasta ahí. Por desgracia no lo conozco en persona. Aunque tenga sus defectos, es una obra de arte con sus murales. Ya no se hacen así. Aunque sea un lugar de paso, es imposible no detenerte a contemplarlo. Las de ahora lo único que deseas es que llegue cuanto antes tu tren para salir de ellas...Gracias por explicarlo todo con tanto detalle.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un lugar mega fotografiado, mega filmado. Quien más y quien menos lo ha visto en una película, serie... o en más de una. Forma parte del imaginario colectivo. La verdad es que es un espacio tan impresionante que, como tú dices, es imposible pasar por allí y no pararse a contemplar ese techo y esas ventanas al menos un instante... y hasta quedarse con la boca abierta.

      En cuanto a las estaciones modernas, pues habrá de todo, habrá algunas fantásticas y acogedoras y otras que estás deseando perder de vista. Esta pretendía tener la apariencia de un verdadero palacio. Una prueba del poderío de la Familia Vanderbilt que se enriqueció precisamente gracias a sus líneas de trenes.

      Gracias a Ti por acercarte y contarme, contarnos, tus impresiones. Un beso.

      Eliminar
  18. Madre mía!! A mi todos esos espacios me parecen brutales, la bóveda, las columnas, esos ventanales, es transportarse a otra época. Aunque me has dejado muerta en relación al despiste o error, no tenía ni idea sobre ello, aunque claro si me hubiera pasado a mi, creo que hubiera pasado sin hacer ruido Jajaja porque me muero de la vergüenza. Pero mira a pesar de eso sigue causando admiración a todos aquellos que nos quedamos absortos por su belleza sin saber la verdad Jajaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y lo son, lo son World Kats. Esos tamaños descomunales que te hacen sentir pequeñita allí dentro. Y, claro, son de otra época. Y el gran misterio del mural que ha hecho correr ríos de tinta y que, probablemente, jamás lleguemos a descifrar... o tal vez la solución esté delante de nuestras narices...
      Un placer mostrártelo ; )

      Eliminar
  19. Wow sin duda no tenía ni idea de la magia que puede tener la gran central, tal como lo mencionas, la había visto en películas, pero en ninguna había observado tanto detalle, a. Como tu lo has descrito, sin uda una gran arquitectura, con extraordinarios detalles y pudiera atreverme a decir una gran magia en el arte plasmado. Considero que las fotografías no le hacen tanta justicia como el estar ahí presente, yo no conozco NY, así que sin duda será una de mis paradas obligadas, oyes quiero ver por mi misma todos esos detalles.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues nada, anímate, no te arrepentirás. Además ahora tiene una enrome oferta gastronómica y de shopping. El edificio se imagina espectacular en las imágenes pero in situ es brutal. Te haces idea verdadera de las enormes dimensiones que tiene y ahora que sabes el cuento del mural te va a encantar echarle un vistazo por ti misma y desentrañar el misterio, si ello es posible. Geacias por acercarte y contármelo. Un beso.

      Eliminar
  20. El año pasado estuve ahi admirando todo lo que es Grand Central, me sentia en una pelicula, pero jamas habia visto lo hermoso de su techo, es una cosa unica, estuve como 20 minutos mirandolo detenidamente y en ningun momento se me ocurrio que podria haber existido este error hasta leerte y me ha parecido aun mas interesante, cuando vuelva de seguro lo mirare con otros ojos, pero no dejare de pensar en lo majestuoso que es.

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco lo sabía cuando estuve allí, la verdad, y me hubiera gustado conocer la historia que es increíble a la vez que misteriosa. Todos los edificios tienen su propio pasado y, cuantos más años cumplen, éste más se va enriqueciendo. Es una maravilla darse cuenta de que casi se comportan como seres vivos. Será que los humanos vamos dejando en ellos nuestra huella. Gracias por tus palabras y por compartir también tu experiencia allí. Un beso.

      Eliminar
  21. De nuevo por aquí, y de nuevo para felicitarte por este post tan interesante y bien documentado.
    Desconocía todo esto que nos explicas y la verdad es que tal cantidad de errores y meteduras de pata en una obra de esta envergadura y con tanta gente implicada parece casi imposible de creer. He estado en Nueva York pero no recuerdo haber estado en la Grand Central, hay tanto por ver en esa maravillosa ciudad que probablemente quedó en la lista de "para cuando volvamos". Pero como tu bien dices es un espacio tan familiar para todos que uno siente como si hubiera estado un montón de veces, eso sí la bóveda ni idea de que contenía este montón de constelaciones.
    La idea era francamente preciosa, lástima que como muchas veces sucede, "el uno por el otro" y al final nadie se dio cuenta hasta que ya no hubo marcha atrás.
    El día en que "Yo" y solo "yo" me di cuenta de que en la casa que me estaban construyendo se habían olvidado una ventana, me dije........Lourdes los milagros existen. Ni arquitecto, ni jefe de obra ni albañiles se habían dado cuenta de ello.
    Así que querida amiga, como en todo, todo es posible y aunque es bastante grave lo que nos cuentas, al final solo unos poquitos son capaces de darse cuenta de que algunas cosas no cuadran y de que el cielo esta al revés.
    Peor era quedarme yo sin ventana........hahaha.
    Un beso y gracias por tus fantásticas entradas y el tono tan ameno que les das.
    Un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por pasarte por esta mi ciber-casa. En primer lugar te invito a que si vuelves a tener la oportunidad de visitar Nueva York no dejes para otra vez el pasarte por esta estación tan retratada, tan filmada y tan vivida. En otras entradas contaré más cositas de ella que me fui encontrando cuando me documentaba para este post. Pero eso ya es otra historia.

      Este cúmulo de "errores" más o menos intencionados ya forma parte de la leyenda que todos los edificios extraordinarios siempre consiguen alcanzar. La verdad es que ese espacio central es impresionante y mágico.

      Me dejas alucinada de que en tu casa nadie se hubiera enterado de que faltaba una ventana... ¡por Dios! menos mal que a ti no se te pasó... es tremendo pero a veces pasan cosas de ese tipo en las obras, por eso hay que cuidarlas como si fueran parte de uno. A mí me gusta pensar en los proyectos como si fueran partos y, te puedo asegurar que a veces incluso son más dolorosos, pero imagino que no todo el mundo se lo toma tan a pecho ¡jaja!

      Gracias por venir, por comentar y por contarme un poquito de ti. Estoy siempre encantada de que me visites y, aún más, de que disfrutes con mis pequeñas locuras. Un besito. Para mí también es un placer.

      Eliminar
    2. Hola.
      Saludos desde México....!

      Aquí impresionado de tu blog que trata precisamente de un tema que me volvió loco hace unas semanas que estuve en la Grand Central.
      Ahora encuentro este blog que trata como ningún otro en el ciberespacio este tema y veo que tengo colegas de interés. ....Felicidades...!
      Oye, hice una presentación de Power Point al respecto que te quisiera compartir.
      Hay manera...?

      Saludos afectuosos

      Eric Palacios
      ericpmq@yahoo.com

      Eliminar
    3. Hola Eric. Gracias por tus palabras Me han encantado. Tienes razón que no tengo por ningún lado un contacto pero aún ando aprendiendo a manejar estos temas informáticos y esta plantilla venía muy básica. En breve tendré una hoja de contacto. De momento, si te parece, te escribo directamente a esta dirección que me dejas aquí. Y muchas gracias de nuevo por tu interés y elogios. Un placer.

      Eliminar

Publicar un comentario