WTC — narrow windows

 Leer en Español      Read in English

Vista de ventanas de las Twin Towers en NYC© 1995 Andrew Morang
WTC minoru yamasaki 1975

Siempre pensé que la estrechez de las ventanas de las torres del WTC se debía a causas más técnicas que estéticas o fóbicas. Que sus dimensiones obedecían a motivos estrictamente estructurales y su consecuente necesidad de unas mínimas proporciones y distancias. Estaba equivocada. Es su autor, Minoru Yamasaki, quien confiesa que:

“…Muchas veces he ido a la planta alta de un edificio y he apretado la nariz contra el cristal para ver la plaza más abajo. Eso no lo puedo hacer en un edificio con el cristal desde el suelo hasta el techo y montantes que estén, digamos, a un metro y medio el uno del otro, porque por mucha experiencia que tenga en rascacielos, sigo sufriendo de acrofobia…”

La necesidad de despejar de soportes las superficies destinadas a oficinas para aprovechar mejor el espacio interior —muy valioso en esa zona de Manhattan— llevó a Yamasaki a desplazarlos hasta el perímetro, dejando un núcleo estructural central que contenía los servicios —escaleras, ascensores, baños, distribuidores, pasillos—  y una piel resistente en las fachadas acabada en aluminio. Es lo que se conoce como estructura de tubointroducida por el ingeniero y arquitecto Fazlur Raman Khan (Bangladesh)—. Estos soportes, además, son continuos en toda su altura, proporcionándole una acusada verticalidad al conjunto que se ve reforzada por su ajustada separación. Ésa que dimensiona el ancho de ventana.

Planta de oficinas de las Torres Gemelas vía archdaily.com
planta tipo


Oficina vacía de una de las torres del WTC de 1975
local para oficina interior diáfano

Un patrón limpio y efectivo ¿verdad? y que aplicaría en casi todos los edificios altos que construyó —Torre Picasso, Rainier Tower, IBM Building Seattle, One M&T Plaza, One Williams Center, 100 Washington Square o The Montgomery— imprimiéndoles un sello personal inconfundible, reforzado por los ligeros chaflanes de las esquinas, recurrentes en casi todas sus obras.

Las Torres Gemelas entre la niebla © usuario Flickr Beija

A resultas de ello, el aspecto de las torres gemelas fue más metálico que vítreo y esencialmente minimalista y elegante. Muy tectónico en apariencia pero también muy transparente desde el interior, a pesar de que las ventanas solo tuviesen 45 cm de ancho.

Interior del restaurante Windows of the World en la Torre Norte vía GettyImages.com

Cuando fui a visitarlo —a finales de 1997— y subí al Top of the World —el mirador de la última planta— agradecí bastante la estrechez de sus ventanas y las baradillas retranqueadas de la terraza porque, aunque ni siquiera lo imaginase entonces, yo tengo ese punto en común con Yamasaki. En mi favor he de confesar que, para mí, la cosa mejora considerablemente cuando hay un grueso vidrio —que no está en el suelo— interpuesto entre el vacío y mi cuerpo.

Mirador Top of the World en la Torre Sur del WTC de 1975


PE: Va por todos aquellos que solían asomarse cada día a estas estrechas ventanas para contemplar desde arriba la impresionante capital del mundo. Mientras la memoria exista, lo recordado también.

Más WTC aquí.

Comentarios

  1. Sin duda las fobias de los artistas, no solo las filias, pueden influir en sus obras :) . A mi el aspecto exterior, al menos en la foto, me parece algo claustrofóbico, sin embargo, en el interior la sensación cambia, me resulta amplio y luminoso, especialmente el vertiginoso mirador . Fue un lugar inolvidable para descubrir tu vértigo compañera. Cuando yo pasé por NY, ya solo existía el espíritu de las Torres...De alguna extraña forma son edificios fantasmas, no existen, no se ven...pero siguen estando allí, como cuando ante una amputación de un miembro el cerebro nos engaña... :(
    Un post homenaje muy interesante compañera de teclas, me encanta aprender contigo.Gracias por compartir linda MJ. Un abrazo XL.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. La foto exterior da la sensación de las rejas de una cárcel pero in situ no era para nada eso. El estrecho ancho era más que suficiente, te lo aseguro.

      Muy interesante lo que comentas acerca de la fantasmagoria... y de los miembros amputados. Lo cierto es que no se puede definir mejor... claro que haber dejado intocable el lugar que ocuparon tiene que ayudar bastante. Y dicen que en lugares donde ha tenido lugar una tragedia de grandes proporciones siempre queda un eco perceptible para algunos. Tiene que ser un lugar emocionante. Antes ya lo era pero por otras razones. Aquella plaza rodeada de colosos en la que reinaba un silencio sepulcral...

      Ahí dejo la marca de mi nariz, junto a la tuya. Besotes desde el Top of the World 😘😘😘😘😘😘

      Eliminar
  2. Hola!
    Es muy curioso como los miedos de los arquitectos se pueden ver reflejados en sus edificios. Me parece fascinante como algo que parece estético o sin sentido tenga un trasfondo tan interesante. Muchas gracias por compartirlo, no tenia ni idea y me he quedado con ganas de saber más fobias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Ja ja ja! El cotilleo que hay detrás de cualquier obra que hacemos mola mucho desde luego. 😉 Son este tipo de anécdotas las que recordamos cuando ya ha pasado mucho tiempo. Gracias por comentar... y leer por supuesto. Un saludo.

      Eliminar
  3. Que entrada más interesante y que suerte que hayas podido visitar alguno de los edificios.
    A mi creo que me pasaría lo mismo, mira que vivo en un noveno piso, pero creo que no sería lo mismo, a parte de que yo nunca me asomo a la ventana ni al balcón.
    B7s

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cuando era jovencita, unos 21 años, vivía en un piso 25. Era un piso de estudiantes que compartía con una amiga. A todo el mundo le encantaban las vistas al puerto que teníamos y la casa se nos llenaba de gente a todas horas... Era demencial. Con el tiempo se nos ocurrieron varios juegos para divertirnos, como bajar haciendo carreras por las escaleras o subir a la cubierta plana del edificio a tomar el aire y disfrutar el paisaje. Para llegar hasta allí existía una escalera vertical en el extremo de un balcón. Carecía de cualquier tipo de protección pero eso no nos amilanaba y, a pesar del vértigo que en aquel entonces aún no me creaba problemas, subía a menudo sin problema. Con el tiempo dejó de ser así... Desafíos juveniles que no me intimidaban. Hoy no creo que fuera capaz. :-(

      Eliminar
  4. que post mas interesante, me ha gustado mucho lo que nos has contado y la verdad es que hay cosas que desconocia, yo vivo en un sexto y nunca miro hacia abajo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy, parece que el miedo a las alturas es más común de lo que parece...
      Gracias por compartir tus temores que también son los míos... y por leer y comentar. Vosotr@s hacéis crecer este blog. ;-)

      Eliminar
  5. waooow acabo de recibir una dósis de cultura de arquitectura de lujo, super interesante .

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A su servicio, señorita. Me alegro de que te haya resultado interesante.
      Gracias por visitarme, quedarte y compartir. Un beso ;-)

      Eliminar
  6. A mi también me dan miedo las alturas, me marean, entiendo que siendo una edificación tan inmensa haya sido conveniente hacer las ventanas más estrechas. Muy interesante este post sobre la arquitectura del World Trade Center.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que somos una legión de acrofóbic@s... creía que era yo la única... o casi 😆 pero ya veo que me equivocaba. Sí, fobias que deciden formas... así es el diseño.
      Gracias por compartirlo. Un beso 😘

      Eliminar
  7. ¡Hola!
    Creo que es del todo razonable que Minoru Yamasaki, haya plasmado en su arquitectura su fobia, o mejor dijo, el remedio para ella. Simplemente porque son sus creaciones, y como en toda obra, o yo al menos lo percibo así, hay una parte de quien la crea.
    Yo no tengo miedo a las alturas, a ver, tampoco es que las adore jejeje, pero no tengo esa sensación que muchos compartís. Eso sí, aunque me gustan los ventanales, para pisos tan elevados, creo que es mejor la idea de Minoru Yamasaki.
    Por otro lado, y aunque no entienda de arquitectura, que ya me gustaría, la distribución en estructura de tubo, sin duda es genial para aprovechar más el espacio y dejar una estructura externa limpia y con armonía.
    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues para no entender de arquitectura, como tú dices, has estado muy acertada en tu comentario y qué suerte que no sufras del mal de altura... es horroroso según en qué situaciones, como cuando hay que subirse a un andamio... jajaja
      Y por supuesto que siempre se termina dejando huella de nuestros gustos, temores, manías... al final es como un hijo al que le pasamos parte de nuestra genética.
      La estructura para mí también es una genialidad, un enorme avance en su época y base de muchas otras posteriores. Y constituye la propia fachada. Es lo que se dice una solución redonda.
      Gracias por leer y por tu acertado comentario. Un beso.

      Eliminar
  8. Holaa,
    Me gusta muchísimo aprender curiosidades venga del ámbito que venga. No estoy muy puesta en arquitectura pero me ha parecido curioso que la fobia de un arquitecto se vea reflejado en su trabajo de esta manera. Además de ser una fobia común a la que yo también me incluyo. Así que agradecería muchísimo que todas las ventanas fueran de este tipo. Acercarme a esos grandes ventanales infinitos me ponen la piel de gallina!. Muchas gracias por el dato. Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, los enormes ventanales son una pasada también, para qué vamos a engañarnos. Pero sí que a mucha gente le incomodan en vez de parecerles placenteros y espectaculares... hay a quien le inspiran no solo temor sino también inseguridad. Son cosas a tener en cuenta a la hora de diseñar desde luego. Y las curiosidades son lo mejor de todas estas historias, estoy de acuerdo contigo. Gracias a ti por leer y comentar. Es lo que más mola de todo esto, el valioso intercambio de ideas y pensamientos, manías, fobias o lo que sea... Todo, todo es bienvenido.
      Un besote.

      Eliminar
  9. Personalmente me fascinan los espacios que tengan ventanas amplias y en los cuales la luz sea la protagonista. Y aunque no te negaré que de vez en cuando me da algo de temor las alturas, se me pasa inmediatamente cuando veo lo espectacular del paisaje. En el edificio de mi trabajo los ventanales dan a unas construcciones antiguas, una catedral y me fascina admirarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siempre es una suerte disfrutar de una bonita vista o una que sea agradable y si el tamaño de las ventanas y de los vidrios, carentes de particiones interiores, ayuda, mejor que mejor. En este la luz no es ningún problema, como puede apreciarse en las vistas del interior...

      En mi visita a Nueva York tuvimos que acercarnos hasta un banco que estaba situado en una planta ochenta, creo recordar, de un rascacielos que miraba desde el sur a Central Park... sus vistas espectaculares te hacían olvidar todo tipo de vértigos y temores, te lo puedo asegurar. Estoy totalmente de acuerdo.

      Un beso.

      Eliminar
  10. ¡Hola! Me ha parecido un artículo muy interesante y agradable de leer. Para mí, que no tengo mucha idea de arquitectura, generalmente me resulta complicado entender o captar el porqué de una estructura concreta en una edificación. Me ha encantado conocer mejor porqué el WTC era como era :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias en primer lugar por hacer el esfuerzo de leerlo, porque te haya resultado fácil hacerlo y por habérmelo contado. Eso me indica que estoy en el buen camino. Mi idea es hacer también asequible el conocimiento de la arquitectura a los no arquitectos, después de todo la arquitectura no es ajena a nadie, todos vivimos, trabajamos, nos lo pasamos bien dentro de edificios. Ellos nos acompañan desde que dejamos las cuevas para vivir en comunidad en entornos construidos por nosotros mismos.
      Gracias de nuevo ;-)

      Eliminar
  11. Holaaaaaaaaaa!
    Muy interesante el tema de las ventanas. Yo con el tema de las alturas soy muy cobarde, así que cuandp más estrechas mejor jajaja
    Un besito, nos leemos^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Únete al club. Ya somos un montón. Podemos llamarlo "El Club de las Ventanas Estrechas" :-D
      Nos leemos.

      Eliminar
  12. La verdad es que ver este tipo de edificios que incluso ha salido en un par de series que veía antes, me ha impresionado, el toque de las columnas y el cristal para que no te de vertigo del todo. Genial el post. Un beso muy grande.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí. Eran el distintivo de la ciudad y un motivo de orgullo. Siempre emociona saber los pensamientos que hay detrás de un diseño. Los por qués de que sea de una u otra forma.
      Gracias por tus palabras. Un beso.

      Eliminar
  13. Hola!
    Nunca me he puesto analizar en qué estaba pensando un arquitecto cuando construyó una obra, y ahora cambias por completo mi perspectiva y la manera de ver los edificios.
    Todo tiene un por qué y no es solo el simple diseño que quede bonito sino que también tiene que ver con los miedos de la propia persona que lo construye.
    Impecable!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nuestras obras, las de cualquier persona sea arquitecto o conductor de autobús, no se pueden extrapolar del entorno en el que esa persona vive, se relaciona, las experiencias de las que bebe... Somos lo que somos por las circunstancias que hemos vivido y eso siempre se refleja en lo que hacemos.
      Gracias por tu halago. Un beso.

      Eliminar
  14. Hola, a mi es que el trabajo de un arquitecto me parece tan complejo, pensar en todo y que todo sea perfecto, me parece un trabajo tan fascinante y tan complicado a la vez que creo que son unos profesionales increíbles y genios

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, genios hay pero mucho es aprendizaje y dedicación. Vas cogiendo oficio con la práctica y esos detalles son más fáciles de dominar con el tiempo. De todas formas, mientras estás diseñando o construyendo un edificio, no dejas de pensar en todo lo relacionado con él, en todas aquellas cosas que van surgiendo y que hay que ir resolviendo. Es complejo pero muy interesante ; )

      Eliminar
  15. Sin duda alguna, es el primer post que leo donde al Arquitecto, le dan un alma humana e inspiradora, no solo el de la creación del edificio, sino aquello que hubo detrás, para el desarrollo de ese edificio o inclusive la de una casa.
    aunque a veces es difícil saber todos esos detalles, más cuando no has prestado la atención debida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras. En defensa de nuestro colectivo diré que sí que tenemos humanidad y todas esas cosas nos afectan y se incluyen en nuestros diseños. Otra cosa es que se hagan más o menos públicas. En las reuniones de arquitectos se cuentan estas anécdotas. A lo mejor el fallo está en que sólo nos las contamos entre nosotros, no sé. Hay muy poca comunicación entre nosotros y la sociedad y eso es un grandísimo problema del que ahora nos vamos dando cuenta. A veces hace falta una crisis para que algunos se caigan del limbo en el que vivían (permíteme que no me incluya) y tomen conciencia de lo que realmente ocurre. :(

      Eliminar
  16. Siempre lo he dicho, "el diseño lo es todo, sin diseño no hay nada". Todos los días en la ciudad estamos rodeados de grandes edificios y no, nos tomamos el tiempo para apreciar su arquitectura. No conocía sobre este arquitecto japonés , pense que el interior del edificio sería más oscuro debido al diseño tan angosto de las ventanas pero no es así. Me encanta el espacio interior abierto din soportes en el medio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este arquitecto ya murió hace tiempo, en los ochenta creo recordar, y aún no estaba extendida esta especie de plaga de los arquitectos-estrella que tanto ha dañado a la arquitectura como profesión de servicio a la sociedad. Da la impresión de que somos seres flotantes a un metro del suelo que vivimos para nuestro arte solamente.
      A veces lo más próximo nos pasa desapercibido y recorremos cientos de kilómetros para ver otra cosa a lo mejor muy parecida a la que tenemos al lado pero que apreciamos más porque no la vemos a diario. Así somos los humanos.
      Este edificio sorprende, y te puedo asegurar que en vivo y en directo aún sorprendía más. Fue muy innovador en su tiempo aunque por desgracia tuviera un final tan espantoso.
      Gracias por tus reflexiones, esto es lo más valioso de este proyecto. :)

      Eliminar
  17. Hola, pues yo no conozco mucho del tema, pero como leí en tu post y en muchos otros comentarios, me parece muy interesante como los sentimientos y pensamientos de una persona se pueden ver reflejados en este tipo de obras, generalmente siempre asociamos esto al arte como la pintura, la música y la danza, pero nunca en este tipo de estructuras de echo, como bien dicen, uno anda por ahí y aveces ni atención le pone a este tipo de cosas, me llamo mucho la atención, creo que ahora cuando camine por la calle ya le prestare su debida atención este tipo de construcciones, me gusto mucho el post, saludos desde kiwybooks.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno. La arquitectura no es más que otra forma de arte. De hecho es el primer arte. Y, como tal, tiene un proceso creativo similar. Siempre hay un discurso tras cada edificio que se levanta y muchos de ellos son muy curiosos. Me alegra haberte llevado de la mano para conocer el de él WTC.
      Gracias por visitarme y hacer el esfuerzo de leer y comentar.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Woowww alucinante, la verdad es que no conocía esto, pero es increíble las sensaciones que pueda producir cada persona, el arte esta en todas partes, cada uno lo ve diferente y quizás algo como esto no lo hubiera tomado en cuenta sin tu post!!! me encantó!!!! Cada cosa tiene su propia historia y relación!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto. Todo tiene un por qué. 🎶"Art is in the air..."🎶
      Me alegro de que te haya encantado. Ya sabes que vuestro aporte también construye el blog. Gracias por acercarte y dejarte por aquí tus pensamientos y sensaciones. Un beso.

      Eliminar
  19. Con lo que nos gusta a los españoles un ventanal bien grande donde nos entre toda la luz por las mañanas, esto nos parece más estrecho de lo que realmente es. Pero como tú dices, seguramente si se ponen más grandes,dará sensación de que te vas a caer al vacío y vaya agobio...Bien por él por tratar su fobia en sus obras, saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Crees que nos gustan? No sé, no sé. Algunas personas me han comentado que les gustan pero con reservas... también les producen la sensación de inseguridad... supongo que es una cuestión de acostumbrarse. A otros les gusta ver el mundo cuadriculado a través de pequeños cristalitos y otros muchos tienen arraigado el gen moruno y guardan celosamente su intimidad cerrando su casa a cal y canto de las miradas ajenas... pero eso da para otro post que, sin duda, escribiré.
      Gracisa por pasarte y comentar. Vosotr@s sois mis soci@s en este proyecto. Un beso.

      Eliminar
  20. no llegué a subir a las Torres gemelas, tampoco he estado en Ny pero el año pasado subí al Top of Shanghai, si no recuerdo mal, es el segundo edificio más alto del mundo y ojo! qué impresión!!!! Me ha dado penita leer tu post... :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno. En el edificio de Yamasaki el vértigo no molestaba demasiado gracias a su fobia. En el Top de Shanghai hay unos cien metros más de altura de los que había en estas torres y seguramente las ventanas sean muchísimo más anchas, así que tu pena es comprensible.
      Gracias por contármelo y contárnoslo. Vuestras experiencias siempre son muy interesantes de leer y conocer. Un beso.

      Eliminar
  21. Yo también pensaba que cumplían ciertos estándares de construcción, nunca me imagimé que dejaban tanto de sus características personales en los diseños y construcciones de edificios.
    Yo también tengo acrofobia, pero la verdad es que me encanta vivir en edificios, a parte, vivo en zona sísmica y los edificios no pueden superar los 4 pisos. Logicamente una que otra estructura que lo compensa con una base mucho más amplia, pero pese a mi vértigo, amo ver el clima desde lo alto. Qué contradictorio! De todas formas no es lo mismo que estar parado sobre vidrio desde un piso 40 jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un piso 40 o más...
      Yo viví en un piso 25 durante un año y nunca tuve ningún problema con la altura, si bien he de reconocer que las barandillas eran muros bastante altos y las ventanas de tamaños normalitos sin llegar al extremo de las de Yamasaki. Y me encantaban las vistas del puerto, tenía controlado todo el tráfico marítimo... y cuando la niebla quedaba por debajo de nuestro piso y se veía un mar de algodones sobre el que flotábamos, era como vivir en un avión sin turbulencias... ¡Qué tiempos aquellos...!
      Gracias por contar tus experiencias. Un besote.

      Eliminar
  22. No sabia de este edificio a pesar de haber estado en manhattan (soy la peor) y tal vez lo vi y nisiquiera me pare a mirarlo, pero de verlo en fotos tambien pensaria que era por algo de soporte o estructural, nunca por un miedo del arquitecto, de todos modos cuando vuelva pasare por el si o si .

    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento desilusionarte pero ir a este edificio ya es del todo imposible... desde 2001 ya no existe. Dos aviones echaron abajo estas torres. En otro tiempo fueron símbolo del poder indestructible de USA. Después de esto el mundo cambió... Ahora solo las podemos ver en foto o en alguna que otra película ya antigua. Siempre puedes acercarte a ellas de esta manera.
      Si no estuviste en NY antes de este año no pudiste ver estas torres.
      Gracias por pasarte y comentar. Me alegro de haberte mostrado algo desconocido. Un beso.

      Eliminar
  23. Hola guapa, pues es una pena que ya nunca pueda asomarme a ver Manhattan por esas estrechas ventanas, y es una suerte que lo pudieras disfrutar tu antes de que lo hundieran. Me ha parecido muy interesante lo que nos cuentas sobre la fobia del artista, nunca lo habia pensado pero creo que a mi me ocurre igual y e agradece que lo haya tenido en cuenta en todos sus edificios! ademas es que el resultado fue/es espectacular igual!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cierto. Este arquitecto tenía una elegancia innata diseñando. Patente ha quedado en sus edificios. Esa es la grandeza de los más dotados, sacar provecho hasta de sus debilidades.
      A pesar de que no hayas podido subir allí ahora puedes hacerlo al nuevo edificio aunque, para mí, nunca será lo mismo. Me gustaban mucho más los de Yamasaki y el skyline del que formaban parte. En un futuro hablaré de eso, seguro. Lo tengo en mi wishlist bloguera.
      Gracias por acercarte a mi casa y dejarme tus pensamientos. Es lo mejor del blog. Un beso.

      Eliminar

Publicar un comentario